La luna - Trama

Un entorno de cuento de hadas: el escenario está dividido horizontalmente en dos mitades, la tierra y el inframundo, un bosque de avellanos divide la tierra en dos países iguales, cada uno con un roble y una taberna. Cuatro jóvenes han llegado desde el país de la oscuridad eterna a un país diferente del cual roban la luna que brilla de un roble. La cuelgan en su propio país para el deleite de sus compatriotas. Como recompensa por haber procurado la luz de la luna, cada uno recibe un cuarto de ésta, para llevarlo a la tumba después de su muerte.

Cuando la luna se vuelve llena en el mundo subterráneo, los jóvenes quedan iluminados de nuevo. Su luz despierta a los muertos dormidos que salen de sus tumbas y se embarcan en una orgía de alcohol que degenera en una pelea. San Pedro escucha el rumor, envía truenos y rayos y desciende a los infiernos en persona. Bebe con los rebeldes y les lleva de vuelta a sus lugares de descanso invocándoles a dormir. Toma la luna con él y la cuelga en el cielo en el momento en que es descubierto en un paisaje de ensueño sobre la tierra por un niño que llama a sus sorprendidos habitantes[1]

______________________________________

[1] Werner Thomas in: Pipers Enzyklopädie des Musiktheaters, Band 4, München 1991, S.581 ff.

Primera representación

Trama